Cómo predije el terremoto en México

por | Jun 23, 2018 | Blog

Yo predije el terremoto del 7 de septiembre de 2017 en México…

¿De verdad?

El 6 de septiembre, estaba impartiendo un webinar por internet, y le dije a la gente: “La próxima catástrofe está a la vuelta de la esquina”. Unas horas después ocurrió el terremoto más intenso en México en el último siglo.

Días después, en otro webinar el 18 de septiembre, dije: “Va a volver a suceder”. Al día siguiente se cayeron edificios en diferentes lugares del país en otro terremoto. Una vez más lo predije.

¿Cómo lo hice?

NO LO HICE. UN TEMBLOR NO SE PUEDE PREDECIR, PERO…

No tengo que ser adivino, psíquico o alguien especial. Es cuestión de observar lo que otros no están observando. Lo que está ahí pero todos ignoran. Las personas inocentes se confían. Las personas exitosas se aseguran.

Como bien dicen, no se puede predecir cuándo ni cómo va a ocurrir la siguiente catástrofe, pero es un hecho que va a suceder. La vida y el mundo han demostrado en toda la historia que tienen ciclos.

Afortunadamente el terremoto de 1985 nos ayudó a estar más preparados. Hoy hay alertas sísmicas, cada 19 de septiembre hay simulacros, la gente está más preparada, las especificaciones de las construcciones cambiaron. Es por eso que los daños fueron mucho menores. Vimos lo mejor de la gente. Todos querían colaborar. Ahora el problema es que muchos ya se olvidaron de eso.

En el mundo de los empresarios pasa lo mismo. La gente olvida. Olvidan que el gobierno no puede (aunque quiera) ayudarnos, que la economía tiene ciclos, que la próxima crisis va a venir, que la competencia se vuelve cada vez más dura y global, que los cambios son cada vez más sorpresivos y rápidos.

(NOTA: Una evidencia más… a la fecha de publicación de éste mensaje en nuestro blog han pasado tres meses del terremoto. ¿Alguien se acuerda de la gente que necesita ayuda? ¿Alguien piensa que hay que prevenir el siguiente?)

La GRAN PREGUNTA es:
¿Estás preparado?

De nuevo van a haber caídas de la economía, crisis, problemas con tus proveedores o clientes, y tus empleados van a tener problemas personales que van a afectar su productividad. No hay que ser adivino para eso, solo hay que tener un poco de memoria y ser realista.

Ahora voy a volver a predecir tu futuro:

Si no te preparas, no va a pasar nada, mientras no haya otra situación grave. Pero cuando venga, solo los que sean líderes van a quedar de pie. Nota que no dije “si viene”, va a suceder, es cuestión de tiempo. Si eres empleado te va a tocar recorte de personal y no vas a saber ni cómo ni por dónde te va a llegar. Si eres empresario tu empresa va a sufrir y posiblemente a quebrar. Vas a tener que buscar otra forma de subsistir.

¿Quiénes van a sobrevivir?

James Stockdale fue un prisionero de guerra en Vietnam. Cuando leí su historia se quedó conmigo como un gran aprendizaje de vida. Le preguntaban “¿quién no sobrevivió?” y él contestaba “los optimistas”. Los optimistas pensaban que todo iba a salir bien, que era cuestión de esperar, y se desmoralizaban. Él les decía “Si, vamos a salir, pero sean realistas, no sabemos cuándo.”

Si eres un optimista, eres inocente. A menos que tengas lo que yo llamo “OPTIMISMO INTELIGENTE”. Pero es increíblemente poco común porque la mayoría de la gente lo confunde con pesimismo. La diferencia está en que el pesimista no actúa y se queda enfocado en el problema mientras el optimista inteligente avanza con acción.

Para ser un OPTIMISTA INTELIGENTE necesitas ver lo que está mal, lo que no funciona, lo que puede salir mal, y después ir a corregirlo o a prevenir que eso suceda. Para corregir y prevenir necesitas algo que la mayoría de la gente no tiene: la decisión de ir y hacer que las cosas sucedan, de CREAR ACCIÓN. No palabras, ¡acciones!

ESOS SERÁN LOS SOBREVIVIENTES

Y no solo sobrevivientes, van a ser LOS REYES QUE SE SIENTEN EN EL TRONO.

De cada 5 personas que dicen y “deciden” que van a asistir a un evento con nosotros, solo una toma acción. ¿Son mentirosos? No. De hecho tienen la intención cuando lo dicen. Pero desafortunadamente el mundo no es resultado de las intenciones sino de las acciones. Por eso no creo en las palabras de la gente, creo en sus acciones.

¿Pero quién va a actuar cuando no va a tener un beneficio? Si sabes que no vas a obtener beneficio no es inteligente actuar. Muy dentro, todos los seres humanos somos seres de negocios, y buscamos beneficiarnos de cada acción que hacemos.

¿Cuánto vales?
¿Eres una buena inversión como para invertir tu dinero en ti mismo?

La mayoría de la gente no vale nada desde su propia percepción. Y dirían que estoy mal, pero no son capaces de invertir en sí mismos. No inviertes en algo que no te va a regresar tu dinero en beneficios; no es una buena inversión. La mayoría de la gente se considera una mala inversión. Solo se capacitan si la empresa o alguien más se los paga.

Pero son inocentes, porque van a la escuela y gastas fortunas en una educación que no les da Inteligencia Financiera, Inteligencia Emocional, Inteligencia Social, Liderazgo, habilidades para mejorar sus relaciones, habilidades de Negociación, ni Visión de Negocios. Es la gran mentira de la educación, la venden con la promesa equivocada. Y compramos la mentira. La educación sirve para sobrevivir y ser un empleado funcional, pero no para tener un futuro extraordinario. Por supuesto que los académicos no estarán de acuerdo, pero no es cuestión de opinión sino de hechos. Es prácticamente imposible que a un estudiante que se gradúa le paguen lo que cuesta su educación mensualmente (aunque no lo pague el estudiante, el costo es increíblemente alto).

Necesitas pensar diferente y educarte de manera muy específica y especial.

¿Estás preparado?
¿Vas a ser un sobreviviente en la próxima catástrofe económica?
¿Eres una buena inversión como para invertir tu dinero en ti mismo?

Si piensas que si, te invito a que visites la página de nuestro Seminario de Liderazgo Personal y cheques si es para ti…

¿Vas a invertir en ti o vas a ser uno más de los que quisieran pero no toman la decisión?

Tú tampoco tienes que leer el futuro para saber que vienen retos y que es el momento ideal para prepararse y tener la mayor ventaja.

Como dice uno de mis mentores, Perry Marshall: “Duerme con un ojo abierto”.

Que tengas un extraordinario día.

QUIERO RECIBIR INFORMACIÓN PARA motivarme, balancear mi vida (personal y empresarial) y acelerar mi éxito.

angle-double-right
angle-double-left