fbpx

En los negocios lo más importante es la velocidad.

Lo han dicho personajes tan famosos y exitosos como Warren Buffett y Robert Kiyosaki.

Recientemente en un entrenamiento de negocios me preguntaron ¿Cuál es tu movimiento número 1 en negocios?

Mi respuesta fue el Ciclo de Retroalimentación, esto es algo que aprendí en ingeniería, pero, si lo aplicas a tu negocio y a tu vida vas a tener resultados increíbles.


En realidad, el negocio, dice Anthony Robbins, es un reflejo de quienes somos. Así es que nuestras estrategias van a proyectarse a nuestro negocio.


Ahora voy a explicar en qué consiste el Ciclo de Retroalimentación o Control.

Este ciclo nos permite acelerar los resultados y tenerlos de manera consistente.

Tenemos una idea de cómo queremos que sean las cosas y tenemos una realidad de cómo están las cosas.

Si yo comparo la idea que tengo con la realidad, puedo saber que tan diferente es una de la otra. Lo que quiero es poder modificar el mundo para que la realidad se parezca cada vez más a mi idea.

La mayoría de las personas no se dan cuenta de que nuestras acciones tienen que ir en referencia a la diferencia entre la idea y la realidad. Esto es una comparación.

Estar comparando continuamente de manera efectiva para saber qué hacer en el mundo implica medir con precisión.


Hay un concepto detrás de esto que puede hacer toda la diferencia, y es que mientras más rápido puedas medir, con más precisión vas a poder ejecutar tus acciones.

La rapidez con la que efectúes cosas en tu negocio, con la que hagas prueba y error, con la que hagas esta comparación y tengas clara la idea de lo que quieres lograr comparada con la realidad, es la rapidez con la que vas a avanzar.

Ahora quiero darte unos consejos para poder hacer esto más efectivamente.


1. Deja de posponer y actúa.

Los seres humanos estamos programados de tal manera de que nuestro cerebro siempre quiere ahorrar energía. Por ello, tenemos la tendencia natural de posponer.

Es cuestión de balancear el placer a corto plazo y el placer a largo plazo.

Necesitas fortalecer tu voluntad y conectarte con el placer de lograr tus metas a largo plazo.

Eso va a hacer que te motives.

2. Deja de tener miedo de cometer errores.

Este ciclo se alimenta de la comparación entre lo que hice, el resultado que obtuve y el error o diferencia entre uno y otro para saber lo que tengo que hacer.

Es fácil decirlo, pero no es algo lógico. Necesitas desensibilizarte al miedo de qué van a decir.

Te recomiendo que empieces con cosas que tengan poco riesgo para que te acostumbres a tener esos errores que rápido te dan esa retroalimentación.

También desarrolla estas 3 emociones: Curiosidad, pasión y motivación.


3. Ten coaches externos con mucha experiencia.

Cuando tienes asesoría externa avanzas mucho más rápido porque alguien de fuera puede ver cosas que tú no ves.

Ellos tienen un punto de vista diferente y una visión más fresca de tu negocio. Por eso aceleran tus resultados y hacen que el Ciclo de Retroalimentación sea más rápido.

Ellos pueden medir cosas diferentes a lo que tú mides.


Con estos consejos espero que tengas una ayuda para acelerar el Ciclo de Retroalimentación y aprendizaje dentro de tu empresa.

Te garantizo que eso te va a permitir avanzar más rápido, con más gusto, disfrutar más lo que haces, tener mejores emociones y por lo tanto tomar mejores decisiones.

“Somos gente que hace que las cosas pasen.”

- Agustín Bravo -