fbpx

¿Vas a esperarte a que sea demasiado tarde?

Déjame decirte algo, a veces esperamos mucho.


Si hay algo que me gusta ver son los eventos grandes de deportes de alto rendimiento.

Estoy hablando de las olimpiadas, los campeonatos mundiales, las finales de futbol americano, y me gustan porque ahí veo gente realmente competitiva.


Como empresarios y emprendedores nos encanta el tema de la competitividad.

Muchas veces cuando un jugador está en la cancha y necesita tener una habilidad para tirar penaltis, para lanzar un balón con precisión o para anotar un gol de campo, realmente lo que necesita es una habilidad enorme.


Recientemente he estado utilizando el cubo rubiks como un ejemplo de lo que es armar nuestra vida. Cuando estoy explicando esa analogía, empiezo a mover el cubo y ni siquiera necesito verlo.

Déjame decirte algo, la única diferencia entre tu y yo en la habilidad para mover el cubo rubiks es que yo lo he hecho probablemente más de 500 veces.


Entonces la pregunta es:

¿Qué haces tú todos los días para llegar al siguiente nivel?, ¿Cómo te preparas?


Porque tu estrategia de hoy no te va a servir para ir más arriba. El entrenamiento, la preparación y las habilidades las necesitamos desde antes de que se presente la situación en la cual las necesitas.


Es por eso por lo que un deportista de alto rendimiento entrena tanto, se reta tanto y sale de su zona de confort todos los días para prepararse para estar al 150% en cada momento de cada partido. Y eso, aún así, no le garantiza que va a tener todo el éxito, pero pone las probabilidades a su favor.


Así que esa es mi pregunta para ti, ¿Qué estás haciendo hoy para prepararte para llegar al siguiente nivel en tu vida, en tu negocio, en tus relaciones, en tu familia y en tu salud?

¿Te vas a esperar a que sea demasiado tarde y el día que lo necesites digas “si hubiera sabido esto, podría haber evitado lo que me pasó”?


No te esperes, posponer no es de ganadores.

Hay que ser gente que hace que las cosas pasen.

“La vida es genial pero no porque así venga si no porque así la hacemos”

- Agustín Bravo -