fbpx

Llegó un momento en mi vida en la que nada me funcionaba y empecé a buscar algo distinto para avanzar. Entonces, encontré una fórmula muy sencilla para lograr lo que te propones y es “No negociar contigo el fracaso”. El problema es que no nos damos cuenta cómo es que negociamos con nosotros mismos el fracaso.

Probablemente te haya pasado algo parecido a mí cuando por primera vez quise cooperar en el negocio familiar y salí a ofrecer nuestros productos a un cliente potencial. Ante los cuestionamientos del dueño de la tienda no supe que responder y me di por vencido.


Deja de negociar el fracaso.

He observado que en general, en la cultura latina estamos muy acostumbrados a darnos por vencido después de intentar algo un cierto número de veces sin que logremos los resultados que queremos. Pero, lo que aprendí después de analizar la situación en la que me encontraba quebrado y sin éxito en varias áreas de mi vida, es que había negociado demasiado tiempo el fracaso conmigo.

Hasta que llegó el día en que decidí que no quería seguir así en mi vida. Estaba yo dispuesto a hacer lo que fuera necesario para salir de mi situación.


Inspírate viendo los logros de otros.

Es importante que aprendas a inspirarte con los logros de los demás. Y viendo a uno de mis mentores, decidí que yo quería formar una comunidad de personas que realmente ayudan a que las cosas pasen y que no negocien con ellos mismos el fracaso.

Piensa por un momento ¿Cuántas veces alguien te ha dado un argumento para no hacer algo y lo has aceptado?

Yo digo que ya es hora de que dejes de negociar el fracaso contigo mismo, porque una vez que lo haces pasan cosas fantásticas. Empiezas a avanzar hacia dominar algo hasta lograrlo.

Cuando te obsesionas con algo, solamente es cuestión de tiempo para lograrlo.

A mí me pasó con las ventas. Yo crecí con la creencia de que no era bueno vender y que yo no era un buen vendedor.  Hasta que un día mi esposa me hizo ver que eso no era cierto. Comencé a hacer algunas pruebas en mi forma de vender y empecé a ver pequeños resultados.


Construye éxito sobre éxito.

Anthony Robbins dice que es importante reconocer los pequeños éxitos para construir los siguientes a partir de eso.

Es necesario reconocer que cada vez que subes de nivel en algo, la competencia que vas a encontrar también tiene un nivel superior.

Cuando inviertes en capacitarte, es importante aplicar lo que aprendes y ser persistente hasta que empiezas a ver los resultados que quieres. Entonces, utilizas esos resultados para construir el siguiente nivel de éxito que quieres alcanzar.


Lo que necesitas para lograr sí o sí lo que quieres.

He llegado a la conclusión, después de mi experiencia personal y de observar a muchas personas exitosas, que se necesitan básicamente 3 cosas para lograr lo que quieres:

  1. 1
    Decide con toda tu fuerza y con todo tu corazón no conformarte con nada menos que lo que quieres alcanzar. Esta motivación te ayudará a levantarte con más fuerza y más aprendizaje después de cada tropiezo. Ahí es cuando te entusiasmas con cada pequeño paso que das hacia tu meta. Celebrar cada pequeño avance es fundamental.
  2. 2
    Toma acción. Suena muy obvio, pero, la verdad es que mucha gente solamente sueña y se pone metas. No se ponen en acción para lograrlo. Cuando buscas algo con determinación, no negocias contigo el no alcanzarlo.
  3. 3
    Apuesta por ti. Muchas veces creemos más en los demás que en nosotros mismos. Apuestas por tus hijos, por tu pareja o por otros familiares y amigos y muchas veces te olvidas de la persona que está en el espejo.

Así que te hago dos preguntas:

¿Cuánto vas a apostar por ti mismo?

¿Qué acción vas a tomar el día de hoy que no has hecho antes?


Sal de tu zona de confort.

Busca gente que te rete a ser una mejor persona, gente que espere ver lo mejor de ti y que te no espere menos de ti.

Estoy convencido de que todos tenemos capacidades impresionantes. Todo es cuestión de tomar acción para lograr el éxito que quieres en la vida.

He descubierto que para lograr el éxito se necesita perseverancia, no negociar el fracaso contigo mismo y de que tengas ese deseo desde el corazón.

Lucha por tus sueños y no te conformes con nada menos que eso.

Mándame tus comentarios y comparte tus preguntas acerca de este tema.

“La Vida es Genial.”

- Agustín Bravo -