fbpx

De hecho, como empresarios, yo he detectado que hay 4 comportamientos que nos detienen para lograr las metas y sueños que tenemos.

1. El primero de ellos es que aceptamos pretextos y justificaciones. Utilizamos y aceptamos frases como: Lo que pasa es, déjame explicarte, es que, pero.

Creo que en este respecto hay dos tipos de personas: Los que tienen resultados y los que tienen justificaciones.

¿De quién te quieres rodear? Y ¿Cuál de esos dos tipos de personas quieres ser?

Cuando decides que quieres tener resultados empiezas a dejar de usar esas frases para justificar lo que no está en su lugar y empiezas a tomar responsabilidad.


2. El segundo comportamiento que más nos detiene, especialmente en Latino América es posponer. Pero ese te lo platico después.


3. El tercer comportamiento es tener poca puntualidad.
Uno de mis mentores una vez me dijo: “Lo que haces en pequeño lo haces en grande”.

Hay varias cuestiones de la puntualidad que son importantes.

  • La primera es que no es algo que te pasa, es un hábito.
  • Lo hacemos en varias áreas de nuestra vida.
  • Habla de ti mismo y te muestra lo congruente que eres o no.
  • No es cuestión sólo de respetar el tiempo de los demás, si no de lo que dice y aprendes de ti mismo.


4. El cuarto comportamiento es que no pensamos en los demás.

Somos una cultura que en la que pensamos mucho en nosotros mismos, en los beneficios que algo tiene para mí y no me fijo en cómo puede estar afectando aquello que hago a los demás.

Me refiero a actitudes como estacionarse en doble fila, tirar basura o dejar el carro del supermercado atravesado en el estacionamiento frente a otro carro.

¿Eres una persona que genera problemas o una persona que contribuye a que las cosas estén mejor?

Es importante que pensemos en las consecuencias que tiene para los demás lo que hacemos. No es lo mismo que estar tratando de agradar a los demás.

Estoy hablando de que cada acción que hagas tenga una consciencia social, entonces la gente que está a tu alrededor te va a apoyar porque jamás pisas sus intereses y les ayudas a avanzar con tus acciones ya que lo que haces crea beneficios para la sociedad.

Piensa en que cada decisión que tomas sea socialmente sustentable, que contribuya a que el mundo esté más ordenado.


Ahora vamos al número 2 que es posponer.

2. Te das cuenta de cómo posponer no solamente retrasa las cosas, cambia el orden, cambia los planes, los desbarata, cierra oportunidades.

Esa sensación de que lo más valioso que tenemos es el tiempo, es una sensación que necesitamos practicar. Se trata de tener resultados efectivos.

En las empresas con el tiempo solamente podemos hacer dos cosas, o ganamos dinero o perdemos dinero.

No pospongas. Actúa ya. Vuélvete una persona de acción. No aceptes excusas.

Te voy a dar un tip que yo implementé en mi vida y que me sirvió mucho para dejar de posponer. Me hice la promesa de que nunca iba a dejar que flojera me detuviera.

Si iba a dejar algo para después, y era por flojera, mejor en ese momento lo hacía. Eso hizo que empezara a dejar de posponer 90% de las cosas que posponía.

Te recomiendo que te prometas que no vas a dejar que la flojera estorbe en tus logros, en tus metas y en lo que tú quieres construir.

Si quieres avanzar más rápido, elimina estos 4 comportamientos de tu vida.

“Somos gente que hace que las cosas pasen”

- Agustín Bravo -